domingo, 31 de julio de 2011

Las corridas de pollos o corregudes de galls de Maella

Llegada a meta en la "corrida de pollos" de Maella de 1929

Celedonio García y José Antonio Adell
(Fotografías: Archivos de Daniel Bondía, Marcelino Monreal y Celedonio García)

Las fiestas de verano de Maella se celebran en honor a tres santos: San Esteban, San Lorenzo y Santa Susana. Teresa Claramunt narra, en su libro Contalles, como se las apañaron los maellanos para unir todos en las mismas fechas, tal como informa en su lengua natal Gloria Viver: "Les festes major són per a San Esteve, que el vam tirar del tres d'Agost i el vam posar l'onze d'Agost perquè ere San Llorenç lo día deu. Així vam reunir totes les festes al mateix temps. I Santa Susana tamé és la festa major".

Carrera pedestre de Maella. Años 40. En el centro, Pío  Capacés y Emilio Miravete

Ya en el siglo pasado, en estas fiestas, las carreras a pie tenían una enorme aceptación, tal como se desprende del periódico La Derecha en un artículo del mes de agosto del año 1890: "No tenemos hipódromo, pero inventamos un antropódromo o sea, carreras de hombres, tan variadas y originales que divirtieron mucho a los espectadores, dando como premio al que más corría un gallo con su correspondiente cresta".
Varias imágenes de las diferentes variedades de carreras, publicadas en el libro Las carreras pedestres de Aragón. Tres siglos en imágenes.

Aunque en los programas de festejos la denominación de la prueba era la de "corrida de pollos", el premio para el vencedor tenía más valor, era un gallo, o dos para el vencedor y uno para el segundo clasificado. En la villa se conoce popularmente como "corregude" utilizando la lengua local.

En los primeros años del siglo XX, las "corridas de pollos" se disputaban el día 12 en la plaza Mayor, y algunos años en los dos días que duraban las fiestas. En el programa de fiestas del año 1920 se dice que habrá "carreras pedestres de diferentes clases", sustituyendo en esta ocasión a la genuina denominación.

Pedro Sierra, el famoso corredor de La Puebla de Híjar, llegando a meta den la carrera de Maella. Años 50.

En Maella siempre ha habido afamados corredores que han destacando en este tipo de carreras, disputadas por toda la comarca. A finales de junio de 1912, los maellanos Ángel Trejado Mené y Pedro Pallés Miraval vencieron en las fiestas de Caspe, conmemorativas del centenario del Compromiso; Gómez, enviado especial del Heraldo de Aragón, narraba la prueba en tono jocoso:

"Desde los balcones del Ayuntamiento presenciamos las típicas carreras de pollos.

Los mozos que en ella tomaron parte, descalzos de rodilla abajo, se preparan para correr 200 metros en el menor número posible de segundos.

Toman parte en el concurso seis corredores y ganan el premio dos mocetes de Maella, que disfrutan de «kilométricos» en vez de piernas.

El premio consistía en regalarles un animal que tiene más de dos patas y menos de tres.

¿Sabes cuál?

El pollo, que tiene dos patas y «pico».

Perdona lector la «asadura» del pollo."


Corredores maellanos que dieron gloria a las "corregudes de galls". Pedro Guerri, Fernando Barberán "Lo Costuro", Mariano Liarte "Ferro" y Manuel Albesa "Panixera"

Luis García y Pedro Sierra en la carrera de Maella

 Tras la guerra civil se realizan dos carreras. El primer día la corta, sobre 5 kilómetros, y el segundo día la larga, sobre 10. Se llega a esta solución por las continuas protestas de los corredores sobre las distancias, ya que cada uno era especialista en diferentes pruebas. Es la época dorada de Pedro Sierra, Luis García, Francisco Guardia, etcétera.

Corredores maellanos de varias generaciones

También en estos años hubo destacados corredores locales, como Pío Capacés «Pío», Marcelino Monreal, Fernando Viver, Joaquín Pallás, Fernando Barberán, Pedro Guerri, Manuel Albesa «Panixera»... Este último y su hijo Ramón se quedaron en una ocasión corriendo en la plaza de toros de Alcañiz hasta que salieron los toros. Dieron 130 vueltas y aún hubieran seguido. Otros tienen algunos años más: Antonio Celma «Celma», Serapio Vallespí «Serapio» o Mariano Liarte «Ferro»; más joven es Esteban Frigola «Lo Chorret».

Corredores preparados para disputar la tradicional "corregude de galls"
*
Un entusiasta de las corridas, conocido por todos los maellanos, firmaba como B.G. un artículo dedicado a las «CORREDUDES DE GALLS» en el Programa de Fiestas Mayores de Maella de 1992, como homenaje a los más veteranos corredores de «pollos» de su localidad; en él recordaba los años vividos en su infancia durante las fiestas mayores de Maella, cuando anunciaban las corridas, abarrotando el público el lugar: " La ceremonia comenzaba cuando clarín y tambor daban paso a la voz temblorosa del pregonero; «los queee quieran coorrer los pooollos...» y a continuación las condiciones de la prueba: edad de los participantes, recorridos, premios...

Marcelino Monreal, uno de los corredores más destacados de Maella, ha llevado el nombre de su localidad natal por toda la geografía española

La salida, fulgurante, a la voz del alguacil, que previamente había pinchado una cebolla en la punta de la lanza, testigo que todos debían tocar a la llegada. Al último se le adjudicaría la hortaliza... si tenía sentido del humor. Simultáneamente comenzaba a sonar una melodía pegadiza, característica de las corridas (...)"

Marcelino Monreal, con la indumentaria de la época, acompañado de unos amigos

Corredores maellanos: Fernando Barberán, Manuel Albesa "Panixera", Esteban Frigola "Lo Chorret" y Marcelino Monreal en Maella

Carrera pedestre de Maella (1949 o 1950): Fernando Barberán, Felipe Montañés (músico de Valdeltormo), "Lo Chorret", "Cunillet" y Marcelino Monreal

 El Gran Pemio San Lorenzo

Salida de la XXVIII Carrera Pedestre "Gran Premio San Lorenzo" (2010)


 Llegada a meta. Maella, 2007

En las últimas décadas, las corridas pedestres y las corridas de toros son los actos profanos que más entusiasman a los maellanos. A comienzos de los años 80 del siglo pasado, cuando parecía que las carreras pedestres estaban decayendo, en la villa de Maella la revitalizaron con una denominación propia: «GRAN PREMIO DE SAN LORENZO»; potenciando cada año la "corregude" con iniciativas basadas en la tradición:

Carrera pedestre de 1992

La "seba" o cebolla, permanece colgada en la lanza situada en línea de llegada, donde antaño también se colgaban los pollos. 2007.

Said El Wardi y Noelia Bernad, vencedores en el 2007, bailando la danza ritual de los pollos

Se consolida el circuito de los años cuarenta del siglo XX, aunque en sentido contrario; vuelven a amenizar la carrera los gaiteros, como antaño, recuperando las melodías de "Corregudes de Galls", como La Balbina, interpretadas en otros tiempos por el "Tío Severo". Se homenajea a los afamados corredores de la villa con diversos actos: conferencias, exposiciones fotográficas de "corregudes de galls" y varias publicaciones en las que se recuerda la historia y anécdotas vividas por los corredores locales. Se recuperan aspectos tradicionales de la corrida, como el pregón, y se potencia la participación de corredores.

Vencedores del 2007 acompañados de la presidencia y de las maellanas de honor

Desde la primera edición del "Gran Premio de San Lorenzo", en 1883, el vencedor recibe como premio una copia del "Arlequín" del escultor local Pablo Gargallo, y el último clasificado, recibe una cebolla o "seba", recordando el tradicional "trofeo" que siempre recibía el último clasificado.

En las 28 ediciones celebradas, desde la primera en la que ocuparon los primeros puestos José Antonio Adell, Rafael Bejarano y Celedonio García, han participado un gran número de corredores, algunos con triunfos en campeonatos atléticos, nacionales, europeos y mundiales.

Desde la recuperación de la carrera pedestre, el Ayuntamiento y la Asociación de Jubilados y Pensionistas han organizado diferentes actos (conferencias, publicaciones, exposiciones fotográficas...) para rendir homenaje a los corredores maellanos y recordar uno de los festejos más antiguos y con mayor tradición

 Entre otros muchos corredores, podemos destacar algunas actuaciones. Entre los aragoneses: José Luis Mareca, Manuel Hernández, Víctor Aured, Alfonso Cebolla, José Pallarés, Javier Yerno, Luis Javier Alonso, Juan Mari Artola, Javier López, Rachid Damoun, Javier Cortés, Eliseo Martín, Javier Ferrando, Luis Mena, José Antonio Casajús, Carlos Torralba, Ricardo Martí, Miguel Casado, Alberto Novell, Alfredo García...

Notas de la historia de las carreras pedestres de Maella en el libro El pedestrismo en Aragón. DGA, 1987.

Entre los catalanes: Fernando Díaz, Juan Ramón Muñoz, Luis Comino, Amado Hernández, Rogelio Martín, Pedro Cocera, Iván Hompanera, Joan Viudes, Benito Ojeda, Senén Escoda, Joan Beascoechea, Víctor Martínez, Rafael Illán, Miguel Ángel Artajona, José Ríos, José Manuel Granadero, Juan Luis Pérez, Néstor Galindo, Enric Hernández, Francesc Fuertes... De otras Comunidades autónomas, como el soriano Diego Fernández...

Abdelaziz Merzougui, en el 2007. Atleta nacionalizado español por Decreto (Campeón de Europa de Cross Junior 2010)

De diversas nacionalidades: Omar Errachidi, Redouan Benarafa, Chafia Abdelilah, Mustapha Elkhouya-Ali, Omar Madih, Abdelghani Elhassany, Mohammed Fariz, Abdelhack Sabhi, Elhoussine Essemali, Jouad Boulame, Hicham Lamalem, Abdelaziz Merzougui (nacionalizado español por Decreto y actual campeón de Europa de cross), Mohamed Ait Ben Aissa, Mohammed Sedrani, Samir Ait Bouychamane, Hicham El Amrani, Mohssen El Haddad, Yassine Abatourab, Said El Wardi, Kamali El Majdoubi, Mouhssine Charkhoui, Radoslaw Stankiewigz...

Páginas del libro "Las carreras pedestres de Aragón. Tres siglos en imágenes" con fotografías de la carrera pedestre de Maella

Corredores locales: Miguel Ángel Gimeno, Pedro Gimeno, Daniel Celma, Eduard Barceló, José Salvador, Pablo Soler, Javier Soler, José Luis Villorio...


Varios libros recogen diferentes aspectos de las carreras pedestres, tradición festiva aragonesa amparada por la UNESCO en la "Carta Internacional de los Juegos y Deportes Tradicionales"

  
Portada del Cd-libro "Música de las corridas de pollos en Aragón" en el que se recogen las melodías típicas de las corridas de pollos, entre otras las "Corregudes de Galls" de Maella
*
UNESCO Deporte Aragón ha editado varias publicaciones relacionadas con las "Carreras pedestres de Aragón" y está recabando el apoyo de las instituciones aragonesas con la finalidad de que este deporte tradicional, tan típico de Aragón, sea declarado "Patrimonio Inmaterial de la Humanidad"
*
Y también debemos destacar la participación femenina, con Mónica Saludas, Carmen Félix, Laura Clavería, Noelia Bernad, Laura Rosell, Laila Daoud o Saadia El Kourchi.


Variedades del pedestrismo. Juegos tradicionales de las fiestas de Maella que también forman parte de nuestro patrimonio inmaterial aragonés

BIBLIOGRAFIA
  • Asociación de Jubilados y Pensionistas: Maella. Exposición de fotografías de "corregudes de galls". Asociación de Jubilados y Pensionistas "Tots Chuns", Maella, Agosto 2010.
  • BANZO, Pepín, GARCIA, Celedonio y ADELL, José Antonio: Música de las corridas de pollos en Aragón. Cd-Libro, Asociación para las Naciones Unidas en España-Aragón, Zaragoza, 2006.
  • GARCIA, Celedonio y ADELL, José Antonio: El Pedestrismo en Aragón, Diputación General de Aragón, Zaragoza, 1987.
  • GARCIA, Celedonio y ADELL, José Antonio: 25 aniversario. Las corridas de pollos o corregudes de galls en Maella. Ayuntamiento de Maella, 2007.
  • GARCIA, Celedonio y ADELL, José Antonio: Las carreras pedestres de Aragón. Tres siglos en imágenes. Unesco Deporte-Aragón. Zaragoza, 2011.
*

miércoles, 27 de julio de 2011

Las brujas sobrevuelan la Sierra de Guara

CHARLA CON PROYECCIÓN Y ACOMPAÑAMIENTO AL PIANO
Brujas, demonios, encantarias, gigantes y otros seres mágicos de Aragón

Impartida por:
José Antonio Adell Castán y
Celedonio García Rodríguez

Con acompañamiento al piano de
María Adell Lamora

Organiza:
Asociación Cultural Guaraguas
Aguas, 28 de julio de 2011
*

lunes, 25 de julio de 2011

Leyendas Aragonesas con acompañamiento musical en la Semana Cultural de Biescas

CHARLA CON PROYECCIÓN Y ACOMPAÑAMIENTO MUSICAL
Brujas, demonios, encantarias, gigantes y otros seres mágicos de Aragón
José Antonio Adell Castán
 Celedonio García Rodríguez
y María Adell al piano
*
Biescas, 26 de julio de 2011
Centro Cultural Pablo Neruda
20 horas
SEMANA CULTURAL
*

jueves, 7 de julio de 2011

Las carreras pedestres de Grañén

+
“Los pueblos que olvidan sus tradiciones
pierden la conciencia de su destino;
mientras que los que se apoyan
sobre tumbas gloriosas
son los que mejor preparan su porvenir”

Nicolás Avellaneda
Participantes en la carrera pedestre de Grañén celebrada el 25 de julio de 1935. De pie, de izquierda a la derecha, el segundo, Clemente Góez, del Exploradores; el tercero, Valentín Rodellar, de Grañén, y el quinto Francisco Pardos, del CN Helios.


DEPORTE CON TRADICIÓN
.
Publicado en el programa de Fiestas de Grañén del 2006 en honor a Santiago Apóstol 
*
Celedonio García Rodríguez y José Antonio Adell Castán
.
Muchos años antes de que surgiera el deporte moderno, en Aragón se practicaban juegos y deportes de larga tradición (juegos de bolos, tiro de barra, juego de pelota, tiro de soga, tiro de bola, pulseos, carreras hípicas…, y carreras pedestres).
.
Entre las carreras pedestres, la más conocida y extendida por todo Aragón es la “corrida de pollos”, así denominada por ser estas aves de corral el premio que se entregaba a los vencedores. Normalmente el vencedor obtenía tres pollos de corral, el segundo clasificado, dos, y el tercero, uno. Con el tiempo esta prueba fue evolucionando y los pollos como premio dieron paso a los premios en metálico.

Anuncio de la Carrera Pedestre de 1933 
.
Se organizaban durante las fiestas patronales o de cofradía de la práctica totalidad de los pueblos y en los barrios de las ciudades aragonesas, en un ambiente festivo y propicio para el revestimiento con rituales que enriquecían el festejo (indumentaria de los corredores, pregón de la corrida, desfiles honoríficos al escenario de la prueba, los músicos amenizaban con melodías típicas de corridas, jota de los pollos…).
.
Las “corridas de pollos” inspiraron a escritores y pintores costumbristas. En sus obras reflejan los aspectos ambientales, que año tras año se revivían con un entusiasmo inusitado.
.
La carrera pedestre de Grañén ya era una prueba típica en el siglo XIX, según podemos leer en una crónica de las fiestas de Santiago de 1884, publicada en el diario La Derecha: “En la tarde del mismo día (de Santiago) el público presenció la tradicional corrida de pollos”.

Corredores preparados para disputar la "Carrera de Santiago" en Grañén, años 30.
La afición a las carreras era notable y no se limitaba a la “corrida de pollos”, también se organizaban de sacos, carreras para niños y la de la “manzana”. Ésta era una carrera ritual cuyo premio consistía en una manzana adornada con peladillas y caramelos, con un ramo de albahaca en el remate, que se llevaba clavada en una espada. Era costumbre que el ganador la donase a una hermosa dama o gentil señorita, que correspondía con un espléndido obsequio. A la honrilla de vencer del corredor se sumaba la posibilidad de galantear con una moza. Frecuentemente la manzana se regalaba a una moza pudiente para obtener una mayor recompensa. El ritual se efectuaba con acompañamiento musical.
.
La crónica de las fiestas de 1886, publicada en el Diario de Avisos, señala que el día de Santiago por la mañana tuvo lugar la procesión y solemne misa mayor. Por la tarde tuvo lugar la tradicional “corrida de pollos”, la de “la manzana” y carreras de niños. Una orquesta de guitarras y bandurrias, dirigida por Miguel López Moliner amenizó los bailes de tarde y noche en el espacioso salón. Unos arcos de ramaje separaban al público meramente espectador del que tomaba parte en el baile. Por las noches salía la ronda. Al día siguiente, los mozos, acompañados de la música, recogían tortas, algunas muy lujosas, que al efecto tenían preparadas las novias y mozas a quienes se les rondaba. La rondalla del pueblo amenizaba bailes en la plaza. No faltaban las lifaras con abundante comida y bebida.

Alberto Murillo y Paco Binaburo. Grañén, años 40.

En los pueblos de la comarca las “corridas de pollos” también recibían el nombre de “carreras al estilo del país”. Así aparecía en el programa de fiestas de 1899. En 1904 las corridas de pollos se disputaron en dos modalidades, según la reseña del Heraldo de Aragón: “en justa (¿pista?) y a carrera larga”.
.
Otras carreras eran la denominadas “corridas de bodas” o “corrida de la rosca” y las de Santa Águeda, también denominadas “carreras de la rosca”.
.
En los primeros años del siglo XX las corridas de pollos se disputaban durante dos días consecutivos. En 1907 consistió en dar cincuenta vueltas en pista, aproximadamente unos cinco kilómetros. En vencedor fue Fernando Val.
.
En 1908, B. Pérez escribió en el Heraldo de Aragón una brillante crónica en la que refleja fielmente el ambiente de la prueba:
.
“Las corridas de pollos, tan populares y generalizadas en esta región, son los festejos que con más entusiasmo presencia el vecindario. A la hora prefijada suena el redoble del tambor de voz pública anunciando la celebración de la correspondiente corrida. Desde que esto tiene lugar hasta que comienza la función, la animación en las calles es verdaderamente extraordinaria; todos en animado tropel dirígense presurosos a la plaza Mayor y, rodeando la pista, sentados en el suelo unos, en sillas otros, y de pie los más, forman un formidable cordón muy semejante al del tendido de nuestras plazas de toros. Balcones y ventanas se ven atestadas de elegantes señoritas que, resguardadas del sol por multitud de sombrillas, forman un conjunto delicioso y dan gran realce a esta fiesta de sumo popularísima.
.
Toma asiento el Jurado en la Presidencia y después aparecen los corredores con su traje especial, los cuales son pronto objeto de todas las miradas. Se le toma su filiación y da lectura en su presencia a las condiciones en que va a celebrarse el concurso.
.
Acto seguido bate de nuevo el tambor en voz pública, se hace el silencio y se fijan las condiciones que para el público siguen durante la fiesta.
.
Tras estos preliminares comienza la corrida y la animación en el público se hace por momentos delirante y por demás entusiasta. Entre los corredores los hay de otros pueblos y sus paisanos y los amigos de unos y otros dirigen sin cesar multitud de exclamaciones para animarles. Cuando un corredor, haciendo un supremo esfuerzo, consigue colocarse el primero, entonces el entusiasmo es indescriptible, el griterío formidable y el regocijo llega a su colmo. Los corredores, sudorosos, se animan más y más; a algunos les emocionan las ovaciones, y nerviosos, se les ve palidecer. Faltan pocas vueltas y la lucha se hace por momentos más violenta y en medio de ese entusiasmo general termina la corrida, se adjudican los premios y cada corredor se retira rodeado de sus más íntimos amigos y seguidos de multitud de curiosos.
.
Después esta corrida se celebra otra de hombres metidos en sacos, los cuales con sus numerosas caídas regocijan también el numeroso concurso”.

Anuncio de la carrera de Grañén de 1955
.
Con este entusiasmo no es de extrañar que Grañén nacieran destacados corredores, entre ellos Eugenio Pérez y Valentín Rodellar. Ambos ganaron muchas carreras por los pueblos de la comarca.
.
En los años veinte se introdujeron los premios en metálico y comenzaron a llegar los mejores corredores nacionales. Las rivalidades entre Eugenio Pérez y Valentín Rodellar, de Grañén; con Alfredo Conte, de Robres; José Ponz, de Almuniente, o Bautista Peralta, de Sariñena, se mantuvieron, al mismo tiempo que se codeaban con el olímpico Dionisio Carreras, del Real Zaragoza; Vicente Magén, del RSA Stadium; Clemente Góez del Exploradores; Francisco Pardos, del CN Helios; José Hernández, del Valencia FC, o Jaime Florensa de FC Barcelona.
.
Valentín Rodellar se convirtió en uno de los mejores corredores aragoneses, luciendo la camiseta del Real Zaragoza.
.
Tras la Guerra Civil siguieron participando los mejores corredores aragoneses y catalanes (Pedro Sierra, Luis García, Alberto Murillo, Francisco Binaburo...).

CORRIDA DE BODAS
.Siguiendo una típica costumbre del Alto Aragón, en las bodas se disputaban las denominadas “corridas de bodas”, o de la rosca, según observamos en la siguiente reseña de Grañén publicada en el diario zaragozano La Derecha (4 de noviembre de 1889):

“Anteayer, a las nueve de la mañana, al salir de la iglesia parroquial de dicha localidad, donde habían contraído matrimonial enlace dos jóvenes de la misma, hubo, según costumbre en tales casos, dos corridas llamadas de rosca.

En una de ellas salieron a disputar el premio dos vecinos, uno de 85 años y otro de 56; la distancia que habían de recorrer era de quinientos pasos, saliendo vencedor, con gran ventaja, el anciano de 85 años, a quien le fue adjudicada la rosca objeto de la carrera, llamando poderosamente la atención de todos el resultado, que acusa en un hombre de tan avanzada edad una resistencia y un vigor de que muchos jóvenes carecen.”

CORRIDA DE SANTA ÁGUEDA

El día en que las mujeres celebran la festividad de Santa Águeda se siguen celebrando las tradicionales “carreras de la rosca”. Las mujeres de la localidad corren por parejas una distancia corta (no llega a los 100 metros) y a la vencedora se la premia con un rosco, que luego reparte con su compañera.

Participantes de la "XI Carrera Pedestre Valentín Rodellar" con los familiares del afamado corredor

BREVE HISTORIAL DEPORTIVO DE VALENTÍN RODELLAR
.
1936: 3º en el “Campeonato de Aragón de Campo a Través”, como Independiente.

1940: Ficha por el Real Zaragoza.

  • 2º en el “Campeonato de Aragón de Campo a Través”.
  • 3º en la “X Vuelta a Zaragoza”
  • 3º en el “Circuito de las Arboledas”.
  • 3º en la “III Copa de Navidad”.
  • 19º en el “XXII Campeonato Nacional de Cross”, en Oviedo.
  • 5º en la carrera “Sevilla-Dos Hermanas”, con motivo de la Feria de Sevilla.
1941: 33º en el “XXIII Campeonato Nacional de Cross”, en Zaragoza.
  • La Federación Aragonesa se clasificó 2ª por equipos.
Vencedores de la carrera pedestre

1907.- Fernando Val
1927.- Dionisio Carreras (Codo), del Real Zaragoza.
1929.- Bautista Peralta (Sariñena), del Real Zaragoza.
1930.- Dionisio Carreras (Codo), del Real Zaragoza.
1931.- Bautista Peralta (Sariñena), del Real Zaragoza.
HOMENAJE Y MEMORIAL VALENTÍN RODELLAR

Participantes de la carrera pedestre de 2007 con la presencia de numeroso público
.
En el año 2000 se recuperó la tradicional Carrera Pedestre, tras varios años sin realizarse, coincidiendo con la "X Carrera de la Solidaridad" en beneficio de los niños víctimas de la catástrofe nuclear de Chernobil. Este año se tributó un merecido homenaje al afamado corredor local Valentín Rodellar y desde aquel año y desde esa fecha la carrera lleva su nombre. La prueba adquiere cada año más renombre por el nivel de los corredores, adquiriendo la categoría de internacional con la participación de algunos atletas de origen africano.

1ª Edición 2000.- Chafia Abdelila, de Marruecos – Mónica Saludas, de Monzón.
2ª Edición 2001.- José Antonio de la Fuente, de Binéfar – Mónica Saludas, de Monzón.
3ª Edición 2002.- Luis Javier Alonso, de Zaragoza.
4ª Edición 2003.- José Pallarés, de Binéfar.
5ª Edición 2004.- José Antonio Casajús, de Mallén.
6ª Edición 2005.- Mustapha Elkhouyali, de Marruecos – Laura Rosell, de Lleida.
7ª Edición 2006.- José Antonio Casajús, de Mallén – Laura Rosell, de Lleida.
8ª Edición 2007.- Abdelgani Elhassany, de Marruecos – Inés Zugasti (alevín), de Fraga.
9ª Edición 2008.- Abdelgani Elhassany, de Marruecos – Alicia Cortés (infantil)
10ª Edición 2008.- Abdelhak Sabhi, de Marruecos – Laila Daoud, de Marruecos
11ª Edición 2009.- Abdelhak Sabhi y Laila Daoud, ambos de Marruecos
12ª Edición 2010.- Aderrahim El Jaafari y Laila Daoud, ambos de Marruecos
Volver a ÍNDICE
*Datos actualizados
*