jueves, 6 de agosto de 2009

Homenaje a Luis Royo Aranda, el corredor de Berge

Luis Royo, "el corredor de Berge" falleció el pasado día 4 de agosto de 2009
Descansa, para siempre, en su localidad natal
El atletismo aragonés siempre le recordará


Luis Royo se proclamaba campeón de Aragón de Cross el 25 de febrero de 1945, como podemos leer en el recorte del Heraldo de Aragón, y este mismo año se clasificaba cuarto en el Campeonato de España de Cross

Celedonio García Rodríguez y José Antonio Adell Castán (1994)

Como en todos los pueblos de la comarca, y en general en todo Aragón, durante las fiestas patronales de Berge, en honor de Nuestra Señora de la Peña, se disputaban las tradicionales corridas pedestres o «corridas de pollos», así denominadas por los premios que se entregaban a los vencedores. También, como en casi todos los pueblos, surgieron corredores locales que se disputaban los premios con otros llegados de pueblos próximos e incluso de lejos; al mismo tiempo que los corredores de Berge salían a otros lugares.
En Berge nacieron varios corredores destacados como Julio Alquézar o Francisco Esteban, apodado el Cucala, y sin duda otros muchos en diferentes épocas, pero, entre todos, uno se ha distinguido sobre los demás, Luis Royo Aranda, por ser uno de los mejores corredores de España.
.
Pedro Sierra, de La Puebla de Híjar; Luis Royo, de Berge; Rodolfo Antón, de Zaragoza, y Rafael Bielsa, de Andorra.

Luis Royo nació el día 9 de junio de 1921 (por tanto ahora tiene 72 años). Comenzó a correr a los 18 años, coincidiendo con aquella triste época de posguerra. Su primera carrera la disputó en el pueblo que le vio nacer, Berge, para la fiesta de Nuestra Señora de la Peña (14 de julio). Se corría en la carretera y se daban pollos o algo de dinero como premio.

Un año acudieron a la carrera los mejores corredores de Aragón (la selección Aragonesa), que por entonces eran de los mejores de España: los hermanos Alejo y Cipriano Romeo, conocidos como los Zapata, de Villar de los Navarros; Alberto Murillo, de Leciñena; José Fontanillas, de Alcaine, y Pedro Sierra, de La Puebla de Hijar, entre otros destacados participantes. La prueba era de 7 kms y el premio para el primero era de 700 ptas.; ese año Luis Royo tuvo que retirarse, no se encontraba bien.

Este tropiezo en sus comienzos no fue impedimento para que Luis Royo llegara a ser campeón de Aragón en diferentes pruebas de fondo, alcanzando su mayor triunfo en el «XXVII Campeonato de España de Campo a Través» disputado el 19 de marzo de 1945 en Galdácano (Bilbao), sobre una distancia de 11 kms. Luis Royo se clasificó en 4ª posición, a escasos metros de los hermanos Antonio y Fernando Gómez Urtiaga, primero y tercero, respectivamente, pertenecientes a la Federación Castellana, y de Constantino Miranda, de la Federación Catalana, que acabaría segundo. La Federación Aragonesa, en este Campeonato, quedó clasificada en tercer lugar, tras la Catalana y Castellana, con un total de 69 puntos, sumados por los puestos: 4, 8, 10, 22, y 25. Luis Royo fue el cuarto, Bielsa el octavo y Romeo el décimo.

A Luis Royo se le premió con la copa del Ayuntamiento de Bilbao. El Heraldo de Aragón comentaba así el éxito aragonés: "Los aragoneses más hechos a la llanura y al ardiente sol, tuvieron un día muy a su agrado para triunfar en Vizcaya. Pues no existieron grandes «tachuelas» y sí calentó «Lorenzo». Y ellos se aprovecharon de largo. Cosa bien hecha".

Anteriormente, en Campeonatos de España de Campo a Través, sólamente habían alcanzado puestos similares los corredores aragoneses Dionisio Carreras, de Codo (cuarto en 1926, noveno en la Maratón de la Olimpiada de París de 1924 y primer Campeón de España de Marathon en 1927, entre otros muchos triunfos de su palmarés); Angel Mur, de Selgua (tercero en 1935, corriendo con la Federación Catalana), y Rodolfo Antón (segundo en 1941). A partir de 1948, Pedro Sierra, corriendo unos años con la Federación Aragonesa y otros con la Catalana, alcanzaría varios años puestos de honor, y Alberto Murillo igualaría a Luis Royo en 1948, con un 4º puesto.

No participó en muchas carreras federadas, que en aquella época se disputaban casi todas en Zaragoza. Tampoco eran todo triunfos, además Zaragoza parecía que no se le daba muy bien. En 1945, un mes antes del Campeonato de España, en el que realizara tan brillante papel, Luis Royo se colocaba en 4º lugar en el «VI Circuito de las Arboledas», organizado por el C. N. Helios.

Llegaron antes que él a meta los prestigiosos corredores Rodolfo Antón, Alejandro Pérez y Rafael Bielsa. Royo corría por el C. N. Helios y tras él aún quedarían otros afamados corredores: Tomás García, Cipriano Romeo, Joaquín Benedí, Alberto Murillo, Alejo Romeo, Juan Sender, Tomás Ostáriz, Isidro Guarinos, Enrique Lope, Manuel Oto, etc. Por Clubes venció el C. N. Helios. Antón había vencido en todas las carreras disputadas este año (Premio de Otoño, Copa de Navidad, IV Copa de San Valero y el VI Cros de las Arboledas), era el Campeón de Aragón de Cros del año anterior y se presentaba como gran favorito para el Campeonato Regional, que se disputaría el 25 de febrero de 1945.

Esta fecha marcaría el futuro de Luis Royo; en el Campeonato de Aragón venció con rotundidad, sacando doce segundos al siguiente corredor, que fue Benedí, clasificándose a continuación: Antón, C. Romeo, García, Bielsa, Burillo, ?, Binaburo, Sender, A. Romeo, López, Pascual, Guarinos, Ostáriz, Martínez, Monge, etc. El C. N. Helios también vencería por equipos; la prensa señalaba que "Helios con sus figuras tradicionales, los Romeo y García, quería dar la batalla. Contaba con Royo, un muchacho de Berge, que había participado sin preparación en el Circuito de las Arboledas, de quien también se esperaba mucho por sus excepcionales condiciones, pero a quien faltaba, sin duda, esa veteranía decisiva en estas pruebas". Los periódicos publicaban su fotografía anunciando a «Royo, de Helios, nuevo campeón de Aragón de Cros Country»; de él decían que "entró en la meta en primer lugar y sin fatiga".
.

Selección Aragonesa de Cross: Binaburo, Romeo, Murillo, García, Sierra, Royo, Antón, Bielsa y Sender
Unos días más tarde se hacía pública la selección de Aragón que participaría en el Campeonato Nacional de Cross, que se disputaría el 19 de marzo en Galdácano (Bilbao); los componentes eran: Luis Royo, Rodolfo Antón, Tomás García, Cipriano Romeo, Pedro Sierra, Benedí y Rafael Bielsa; como suplentes a Binaburo, Romeo, Lope, Pascual y Guarinos. A todos ellos volvería a vencer en el Campeonato de España. Estaba ausente de la selección el famoso y bravo corredor del barrio zaragozano de La Cartuja, Alejandro Pérez, que tampoco participó en el Camponato Regional; se encontraba alejado de las competiciones por sus muchas ocupaciones.
Cuando no vencía, Luis Royo parecía estar abonado al 4º lugar; al menos en dos Campeonatos Regionales de Cross quedaría en cuarta posición, perteneciendo al Real Zaragoza; en uno le vencieron Rodolfo Antón, Enrique Lope y Mariano Martín, y en otro Pedro Sierra, José Fontanillas y Francisco Binaburo.

Pero las pruebas que más le gustaban eran las carreras pedestres de los pueblos; así, en Albalate del Arzobispo, en 1945 venció a Antonio El Negro de Moyuela, que llevaba ganando varios años, y obtuvo como premio 300 ptas, corriendo descalzo junto al río.

En Andorra, en 1949, venció a Rojo, a Andreu, a Sierra, a Bielsa el pelotón de Andorra, y a otros destacados corredores. Rojo y Sierra disputaron muchas primas y a mitad de la prueba se desfondaron, momento que aprovechó Luis Royo para colocarse primero, llegando vencedor con una distancia de unos 50 metros de ventaja; la prueba constaba de 150 vueltas en la era de Res y obtuvo 2.000 ptas de premio. Este sería el último año que participaría en estas pruebas, puesto que resultaba muy duro compaginar los entrenamientos con el trabajo del campo y de la mina.

Luis Royo entrenaba por la noche, para que no le vieran y le trataran de loco, y descalzo porque no se podía permitir el lujo de romper las alpargatas.

Siempre que corría en la comarca iban varios seguidores de Berge para animarle. Era de gran expectación ver a sus convecinos y a los de El pelotón de Andorra, por la algarabía y animación del ambiente.

Corrió en Calanda, Alcorisa, Pina, Belchite, La Cartuja, etc. En esta última población se hizo muy amigo de Alejandro Pérez, el Cartujano, con quien fue a muchas carreras.

Cuando dejó de correr se perdió la prueba que se celebraba el día de la patrona Nuestra Señora de la Peña (14 de julio). No tenía sentido organizarla sin Royo. La mina de El Corredor sigue recordando a nuetro hombre, Luis Royo Aranda.

Para ampliar información:
http://celedoniogarcia.blogia.com/2006/122102-aragoneses-en-el-nacional-de-cross-1944-1949-.php
*

No hay comentarios: