sábado, 19 de noviembre de 2011

Músicos del Alto Aragón


Internacional Orquesta Ríos, de Belver de Cinca, dirigida por el trompetista Antonio Ríos. Cantantes: Zaro Fleta y Joaquín Senar "Joassen". Finalista del concurso de Televisión "Gente Joven"

ESPECIAL SANTA CECILIA

Diario del Altoaragón, Jueves, 22 de noviembre de 2001

Por José Antonio ADELLCASTÁN y Celedonio GARCÍA RODRÍGUEZ

Santa Cecilia, virgen y mártir romana del siglo II, es la patrona de los músicos. También es la patrona de Chibluco, Santa Cilia de Panzano, Santa Cilia de Jaca y Bárcabo.

Esta festividad la celebran especialmente los músicos. Antaño festejaban a su patrona con diversos actos, haciendo partícipe al resto de la población. En Huesca, la víspera salían de ronda y daban serenatas a las autoridades, y el día de Santa Cecilia la banda municipal amenizaba los actos religiosos en la iglesia de Santo Domingo, hacía un pasacalles y daba un concierto. En Benabarre se adornaba e iluminaba el Centro Filarmónico; los festejos consistían en dianas, misa de terno, banquete y bailes.

Músicos españoles en Luchon hacia 1900
Con festejos similares veneraban a su patrona los numerosos músicos que amenizaban las fiestas de la provincia. Muchos pueblos tenían su rondalla, casi siempre formada por aficionados que aprovechaban cualquier día de fiesta o víspera para salir de ronda, conjuntamente con el cantador. Los gaiteros acompañaban con sus sonidos estridentes a los dances, bailes y pasacalles. Y las pequeñas orquestinas, así como las orquestas y las bandas de música iban de un pueblo a otro animando las fiestas patronales.

Sirva esta modesta relación de músicos y grupos musicales altoaragoneses de otros tiempos, como homenaje a todos los músicos en el día de su festividad.

Por el Pirineo

Mariano del Tiempo, conocido como “Xaquín o Chaquín” tocaba, en años veinte, con chiflo y salterio, o chicotén, en la procesión de Santa Orosia de Jaca y también amenizaba las fiestas de los pueblos vecinos. Le sucedería Mariano Jiménez Auséns. En Yebra, Tomasico, de Rasal, precedió a Alfonso Villacampa y a su hijo Faustino. Juan Cazcarra se hizo famoso con el apodo de “el gaitero de Bestué”. En Graus una tonadilla de la “llega” recuerda a los tres músicos de Caserras del Castillo, el gaitero Isidro Castel y los dulzaineros Pedro Lloret y otro del que no conocemos el nombre:

“Amadruga, druga druga,
amadruga repatán
a'sperá los tres gaiteros
de Caserras a Solans”.

En muchos pueblos había músicos locales que amenizaban las fiestas pequeñas, los bailes de sociedad y las de los pueblos de alrededor: músicos de Santa Cilia, Javierregay, Javierrelatre, Aísa, Ansó, Acumuer, Berdún, Labuerda, Biniés, Echo, Larués, Santa Cruz, Paternoy...

En la comarca jacetana se hizo muy popular el violinista Félix Biniés, de Biniés. Por el Sobrarbe: Juan Antonio Bardají, de Guaso; Joaquín Buil, de Labuerda, Enrique Mur, de Asín; el violinista Félix Ramón y el guitarrista José Ramón, entre otros muchos.

Orquesta Lacasta en el Casino de Jaca

El 22 de noviembre de 1957 debutó en Jaca la “Agrupación Musical Santa Orosia”, bajo la dirección de su creador Miguel Lerma. Jaca ya tenía una gran tradición musical aportada por la “Agrupación Musical” y por las orquestinas que amenizaban las fiestas de los pueblos de la comarca; entre otras, la “Banda Municipal de Jaca”, dirigida a principios de siglo por el Sr. Pomar; la “Orquestina Jacetana” o el “Quinteto Jacetano”, dirigido por Juan Cajal, y la “Orquesta Lacasta”.

Tampoco podemos olvidar las bandas de los destacamentos militares de Jaca: Regimiento de Cazadores, de Sicilia y de Galicia.

Rondalla en las fiestas de Javierregay, 1931

Simón Dieste Garcés dirigía la banda municipal de Botaya. El maestro Ignacio Baile formó en 1930 una banda en Ansó, compuesta por niños del pueblo. Baile había sido el director de la banda de Torres de Berrellén. David Capillas también constituyó una orquestina en Larrés.

Rondalla en Aragües del Puerto en los años sesenta. Foto Barrio

El día de Santa Cecilia de 1928 hizo su estreno la banda de música de Benabarre, bajo la dirección de Antonio Pérez Alcázar. A finales del siglo XIX ya existió una banda en Benabarre, que feneció al poco de nacer. Ángel Puyuelo dirigía la música de Fiscal. Había banda en Bielsa...

Banda de Las Paúles, en 1929, organizada por Delfín Berenguer. Foto: G. Gallego 

En 1929 surgió la banda de la localidad ribagorzana de Laspaúles, gracias a la tenacidad de Delfín Berenguer. Más antigua era la banda municipal de Graus, dirigida en los años veinte por Cándido Cánovas, y la banda Gradense por Domingo Viu. La banda de Lascuarre la dirigía el reverendo de la localidad Vicente Quintillas Barrales. Y José Armella Sardá fue el director, en los primeros años de este siglo, de la banda de Arén.

El Somontano, La Litera y la Ribera del Cinca

En Barbastro estaba la banda Barbastrense, dirigida a principios del siglo XX por el Sr. Cote, y el quinteto del Hotel San Ramón. En las fiestas de San Ramón de 1929 se presentó la nueva banda municipal de Barbastro, dirigida por Miguel Bellosta. También había otros grupos en la ciudad: la orquesta del Teatro Principal, dirigida por Pablo Ibáñez; la orquesta dirigida por el músico Santamaría, el quinteto de Sebastián Gistaín o la orquestina dirigida por Carrasco. En Naval se formó otra orquestina denominada “Jazz Alto-Aragonesa”. En Estadilla la banda de “La Carrodilla”...

En la Litera hubo, asimismo, una larga tradición musical. Los tres “Ciegos de Alcampell” se hicieron populares cantando, con guitarra, bandurria y violín, canciones populares en la comarca. Entre las poblaciones con orquestinas y bandas debemos destacar de Azanuy, con las orquestinas: el “Terceto de Azanuy”, la “Rufas” y “La Familiar”. No menos conocidos fueron los grupos musicales de Tamarite: “Los Llaseras”, los hermanos “Los Navarros”, la banda “La Filarmónica”, dirigida por Mariano Aguilar, y la orquestina “Par de llons”.

Rondalla en las fiestas de Santalecina, 1932

El violinista Mariano Serrato dirigió a la “Orquestina de Binéfar”. En esta villa estaba, además, la orquestina “Ideal Jazz” y la banda. Otras músicas de la comarca fueron la banda de Camporrells (años veinte), la de los “Nois” de Castillonroy, la de Peralta de la Sal (años veinte), la de Albelda, “Estrellas Negras” de Binaced, “Casino”, “Catiusca”, “Columbia”, etcétera.

Orquesta Ríos, de Belver de Cinca
*
La banda de Monzón tiene una larga trayectoria musical, que permanece en la actualidad con “La Lira”; sus directores, en los años veinte y treinta, fueron Manuel Porte y Vicente Muntolín. Antonio Ríos y sus hijos dirigieron las diferentes generaciones de la Orquestina “Ríos”, de Belver de Cinca, muy conocida por toda la provincia.

Igualmente gozó de fama en la provincia el “Terceto de Alcolea, dirigido por Antonio Sender; la orquestina “Ramos”, de Alcolea, dirigida por Manuel Ramos, o la “Ontiñenense” u orquesta de Ontiñena, dirigida por Ramón Lafarga y José Guioni; éste sería director, posteriormente, de la banda de Fraga y de la orquestina “La Sinfónica”, de Sariñena. La banda de Fraga también estuvo dirigida por el músico Villanova (años diez) y por el maestro Sansó (años treinta).

"Rondalla Oscense" en el Festival Ferroviario de Jaca, 1925. Foto: F. de las Heras
*
La Hoya y los Monegros

La banda Oscense, o de Huesca, dirigida por Manuel Sariñena, junto con las militares, amenizaron durante el primer tercio de siglo las fiestas de Huesca. Otras bandas de la capital fueron la de la Escuela de Artes y Oficios, la de cornetas y tambores del Batallón Infantil o la que se presentó en las fiestas de 1944, integrada por jóvenes acogidos en las Residencias Provinciales. En la capital surgieron muchos músicos que formaron o dirigieron otros grupos, como Luis Roig, Gregorio Barrio, Mariano Funes, los hermanos Ger, Victoriano Monsón o Domingo Ballábriga.

Banda Sinfónica de Sariñena, en Esplús 1930. Foto: Guioni Kebetti
*
José Guioni fue el director de la orquestina de Ontiñena y de la “Orquesta Sinfónica” de Sariñena. Otro grupo de Ontiñena se denominó “Orquesta Jazz-band-Dancinc”.

Chimillas. Vecinos y músicos en las fiestas de 1932
*
Algunos músicos destacados de la comarca, en los primeros años del siglo XX, fueron: Rafael Mavilla y José Latre, de Angüés; Mariano Buisán, de Peralta de Alcofea, y Victorián Santolaria, de Siétamo. En esta villa nacieron dos de los músicos más populares de la provincia, Pedro Antonio Burgasé Artero, que tocaba el violín, y su hermano, ciego, Eduardo, que tocaba la guitarra; se les conocía como “Los Ciegos de Siétamo”.

Banda municipal de Almudévar dirigida por Teodoro Sanagustín (en círculo), 1932

La banda de Almudévar debutó en 1932, siendo su director Teodoro Sanagustín. La de Tardienta estuvo dirigida por José Pastor, director también de la banda del Regimiento Valladolid, y la de Gurrea la dirigió Salvador Pla.

Loarre: "Barones del Ritmo"

Otros lugares con grupos musicales fueron: Loarre (“Estrellas del Jazz” y “Barones del Ritmo”), Ayerbe (la banda “Ayerbense”, formada y dirigida por Emilio Ponz en 1904, y “Los Teller”), La Peña (orquesta dirigida por Pedro Luna)...

Banda de Ayerbe en 1950. Foto: fontaneta.blogspot.com

Entre los músicos más conocidos de la comarca monegrina hemos de destacar a los gaiteros: Los “Becana”, de Robres; Senén Pueyo, de Castejón de Monegros; Vicente Capitán, Juan Mir o Martín Blecua, de Sariñena; Agustín Ballarín, Daniel Labrador... Los hermanos Almunia, de Lagunarrota, dirigieron una banda a principios de siglo XX. Hubo otros músicos aficionados, como Juan Latorre, de Berbegal, o Cambreta, de Capdesaso.

Charanga de Grañén en Belver

Las fiestas de Sariñena eran amenizadas por las bandas militares, aunque en los bailes del Casino tocaban pequeñas orquestinas, entre otras las locales: “Merriment Jazz”, “La Sinfónica”, la “Juarinín” o el sexteto “Orfeón Sariñenense”, dirigido por el maestro Orós.

Mozos de Triste con los instrumento de la orquestina

En Castejón de Monegros hubo gaiteros; allí también nació el organista Antonio Anadón, y hubo banda de cuerda de la Sociedad Juvenil, todo ello en los primeros años de siglo XX.

Y para finalizar, Bernardino Pares dirigió la banda municipal de Alcubierre a principios del siglo XX. En esta misma población surgió la sociedad filarmónica “La Alcubierrense” y otra orquestina que estuvo dirigida por Pascual Lasheras.

 Mozos de Alerre en las fiestas de 1933
  
*

2 comentarios:

José Luis Ríos Gabás dijo...

Gracias, José Antonio y Celedonio, por el interés por estos temas

Un abrazo

Aragón dijo...

Gracias también a ti, José Luis, por tu amor y de tu familia a la música.