domingo, 7 de abril de 2013

Reportaje de http://www.neofato.es/ sobre la presentación de "Heridas de Guerra"













Dos referentes culturales oscenses de primer orden se dan cita en la sala de plenos del ayuntamiento de Sariñena. Por una parte, el editor y escritor Salvador Trallero y, por otra, el profesor y escritor José A. Adell. El motivo de su presencia, junto con cerca de cuarenta personas que ocupan el aforo del salón, es la presentación del libro "Heridas de guerra en un corazón altoaragonés", escrito por Adell y editado por Pirineo, una novela ambientada en el AltoAragón en la guerra del 36.


Será Salvador quien, como anfitrión, introduzca la figura de José A. Adell como conocido atleta , investigador y escritor (con las inevitables referencias a su pareja artística de hecho, Celedonio García) y agradezca al presente su actividad incansable en pro de la cultura, el único arma que nos salva de la barbarie.

Para ver fotos (15) de la presentación, pulsa AQUÍ
Comienza José Antonio explicando las dedicatorias del libro. En primer lugar a su padre, Pedro Adell, hombre que vivió los trances de la guerra y que le dejó un cuaderno con sus vivencias, cuaderno que ha inspirado determinados pasajes de la novela.

En segundo lugar a Pepe Beltrán, docente y artista, autor de varias portadas de sus libros y recientemente fallecido.

La presentación que de su obra hace Adell está constantemente ilustrada por diferentes fotografías de época que van poniendo en imágenes escenarios en los que la novela se va desarrollando; fotos que le sirven también para hacer referencias a los avatares bélicos telón de fondo de la peripecia vital del protagonista Luis Resal y de los demás personajes que le acompañan en su periplo.

En diversas ocasiones hace referencia a la importancia de priorizar a las personas sobre las ideologías y al horror de las matanzas ,se cometieran en el bando que se cometieran, y al flaco favor que para una causa noble hacen comportamientos criminales de ese tipo.

Antes de pasar a la firma de libros, no dejará pasar la ocasión el autor para expresar su sensación de que aún faltan dos o tres generaciones para que las heridas cicatricen, así como que que es importante que todas las personas puedan enterrar con dignidad y respeto los restos de los represaliados en aquellas fatídicas fechas.


Título: "Heridas de guerra en un corazón altoaragonés"
Autor: José Antonio Adell Castán.
Edita: Editorial Pirineo. www.editorialpirineo.com

Sinopsis: Novela en diez capítulos y una nota de agradecimientos del autor. Narra la peripecia vital de un maestro reciente, Luis Resal, que debe abandonar Huesca escapando de la represión fascista. Su ingenuidad, su sentido de la honestidad y de la lealtad se verán puestos a prueba al abrir los ojos y observar la fragilidad de la condición humana puesta en cuestión en el ambiente hostil y duro de una guerra como la vivida en nuestro país.

Luis recorrerá diferentes escenarios, asistirá horrorizado a masacres perpetradas por gentes "que no pueden ser republicanas comportándose así", compartirá diferentes abrazos femeninos y vivirá obsesionada por el estado de su padre, encarcelado en Huesca, y por el sufrimiento de su madre.

Relato narrado, mayoritoriamente, en formato de diálogo y con referencias continuas a las vicisitudes de la guerra. De lectura fácil, basta un fin de semana no intensivo para su lectura.

"Hoy está amaneciendo y tres mujeres jóvenes les ayudan a cargar en los mulos el rancho de los soldados.[...] La helada de la pasada noche ha dejado un paraje desolado. Comienzan a andar y se oye el crujir del hielo aplastado por sus botas y por las pezuñas de los mulos. En su cuerpo nota el frío que cala hasta los huesos y en su interior recuerda cuando salió de Barbastro a finales de Octubre."

Heridas de ..., pag. 80

Consulta el blog: http://www.neofato.es/heridas2013.htm